Casinos Buenos Aires
Noticias deportivas

Nadia Podoroska hizo historia en Roland Garros

Una inesperada actuación tuvo lugar en París. Un torneo en el que los tenistas argentinos históricamente tuvieron excelentes momentos continuó dándole alegría al deporte. Dentro de los cuatro Grand Slams que tiene el calendario, Roland Garros siempre fue el preferido de los latinoamericanos.

Crecer jugando en polvo de ladrillo hace que sea un ambiente natural para todos ellos. En la capital francesa fueron campeones Guillermo Vilas y Gastón Gaudio, pero el éxito deportivo allí no se limita únicamente al tenis masculino. Si bien aún no hubo ninguna tenista que lograra quedarse con el título, sí hay antecedentes muy positivos.

La primera argentina en llegar a semifinales del torneo más importante de la superficie fue Raquel Giscafré en 1974. Quien le siguió fue ni más ni menos que Gabriela Sabatini. Aunque desafortunadamente no pudo acceder a la final en ninguna de las cinco oportunidades en las que alcanzó esa instancia. Sabatini perdió en 1985 contra Chris Evert, en 1987 y 1988 frente a su gran rival Steffi Graf, y en 1991 y 1992 ante Monica Seles.

Pero en este milenio también hubo compatriotas en semifinales. En 2002 la protagonista fue Clarisa Fernández enfrentando a Venus Williams, aunque la hermana mayor de las Williams ganaría aquel duelo en sets corridos. Esta es la antesala del antecedente más cercano. Un 2004 histórico que tuvo a Gaudio como vencedor en la rama masculina vio a su vez a Paola Suárez llegando lejos. Suárez caería luego con Elena Dementieva.

De esta manera Podoroska entró en la historia grande del tenis argentino. En cuartos de final debía enfrentar a la número 5 del mundo Elina Svitolina. Lógicamente la favorita era la preclasificada 3 del torneo, pero pudo dar el gran golpe a pesar de partir desde atrás. Un contundente 6-2 y 6-4 sobre la ucraniana determinó que avanzara a las semifinales para convertirse en la quinta mujer argentina en llegar a esa instancia

Lógicamente la tarea allí no fue nada sencilla para la rosarina de 23 años, quien cayó 6-2 y 6-1. Del otro lado de la red estuvo otra joven con una proyección muy interesante. Iga Świątek es otra promesa que dio mucho de qué hablar. Tanto es así que la polaca de 19 años terminaría quedándose con el torneo al vencer en la final a la número 6 del ránking de la WTA Sofia Kenin.

Świątek tuvo un desempeño intachable en esta competencia. El dato de que todos sus triunfos fueron en sets corridos sirve para explicar muy bien a qué nivel jugó. Sin embargo, hay un detalle más. En cuartos de final eliminó con un contundente 6-1 y 6-2 a Simona Halep. La rumana número 2 del mundo no tuvo nada para hacer ante la polaca.

Aunque nadie le quita el mérito a Podoroska de haber construido una actuación extraordinaria en una edición de Roland Garros que será inolvidable para ella. La Rusa, como es apodada, generó algo inédito que está limitado simplemente para el deporte en Argentina. Porque logró un acontecimiento en el tenis femenino a nivel mundial.

Nunca en la historia de la era abierta una tenista había llegado a semifinales habiendo ingresado al cuadro principal desde la qualy. Sí, este es otro detalle adicional que resalta la dimensión de lo que hizo. Podoroska debió ganar tres partidos en la fase previa para apenas poder ser parte de la primera ronda.

El despegue de su carrera fueron indudablemente los Juegos Panamericanos de Lima 2019. Allí sorprendió a todos consagrándose campeona con un estilo muy agresivo. Ese logro significó además la clasificación a los Juegos Olímpicos que debían disputarse este año en Tokio. Pero la sucesión de hechos que hubo en 2020 la harán llegar a ese evento aún más preparada.

También podría gustarte

2020: el año que Los Pumas vencieron a los All Blacks
admin
Podoroska, revelación mundial de octubre
admin
Lionel Messi regresará a jugar para Argentina tras consagrarse en la Copa América
admin
La Fecha 15 de la Liga Profesional de Fútbol prepara un fin de semana con mucha acción
admin