Casinos Buenos Aires
Noticias deportivas

Diego Schwartzman no pudo emular a Guillermo Vilas y Gastón Gaudio pero entró al Top 10

El año 2020 seguramente quedará en el recuerdo por muchas cosas negativas. La expansión del coronavirus hizo que todo el mundo debiera alterar sus planes. El tenis lógicamente no fue la excepción. Wimbledon suspendió su edición, pero Roland Garros prefirió postergarlo para poder realizarlo meses más tarde.

Aunque ese no es el único motivo por el que este año será inolvidable. Al menos para Diego Schwartzman esta temporada marcará un hito imborrable en su carrera. En una actuación extraordinaria, el tenista argentino logró llegar hasta las semifinales. Su tarea se completó además con la presencia de su compatriota Nadia Podoroska en semis del cuadro femenino.

Desafortunadamente ambos fueron eliminados en esa instancia. En el caso de Schwartzman hubiera sido una verdadera hazaña llegar a la final. Debía realizar algo que solo dos personas pudieron hacer. Vencer a Rafael Nadal en el Grand Slam parisino es algo que únicamente Robin Soderling o Novak Djokovic saben qué se siente, recordando que Marcel Granollers en 2016 avanzó por walkover.

El argentino no tuvo ninguna oportunidad ante el español. Lo hecho algunas semanas atrás en el Masters 1000 de Roma lamentablemente no se pudo repetir. Nadal se quedó con el triunfo 6-3, 6-3 y 7-6 (0) que lo envió a una nueva definición. Pero eso no borra para nada lo logrado por el Peque en las dos semanas que duró Roland Garros.

En particular el rendimiento que mostró en los cuartos de final fue sencillamente extraordinario. El mejor jugador sobre polvo de ladrillo más allá de Nadal es Dominic Thiem. Sin embargo, el austríaco no pudo vencer al argentino en una verdadera película de suspenso de larga duración.

Una batalla de cinco horas contra su gran amigo que quedará en el recuerdo marcó el mejor partido del torneo. Inició quedándose con el primer set por 7-6, pero el reciente campeón del US Open lo pudo revertir. Sin embargo, el argentino se quedó con el tie-break del cuarto parcial para llevar al número 3 del mundo hasta el quinto.

Allí jugó su mejor tenis. El contundente 6-2 con el que finalizó significó mucho. Como tema principal la posibilidad de estar entre los cuatro mejores de un Grand Slam por primera vez en su carrera. La otra cuestión importante es la gran cantidad de puntos que sumó. Aunque eso no es simplemente algo matemático que no representa nada.

Schwartzman consiguió entrar en un selecto grupo gracias al 7-6 (1), 5-7, 6-7 (6), 7-6 (5) y 6-2 que logró frente a Thiem. Esto implicó que una vez concluida la semana se transformó en Top 10. Estar entre los diez jugadores más destacados del ránking de la ATP es una de las metas de cualquier tenista.

El Peque ya había estado muy cerca, pero no le había alcanzado para superar ese último escalón. El torneo obviamente no fue simplemente el juego ante Thiem, sino que contó con un rendimiento muy consistente desde el comienzo. Antes derrotó en sets corridos a Miomir Kecmanovic, Lorenzo Giustino, Norbert Gombos y Lorenzo Sonego para llegar a cuartos.

Por ahora Guillermo Vilas y Gastón Gaudio siguen siendo los únicos argentinos en poder quedarse con Roland Garros. Guillermo Coria alcanzó la final en aquella recordada batalla con Gaudio en 2004. Mariano Puerta a su vez cayó en el choque final con un joven Nadal en 2005. Pero haber llegado a semifinales es un gran logro para Schwartzman.

También podría gustarte

Los Pumas debutan en el Rugby Championship
admin
El nuevo torneo argentino comenzará el 30 de octubre: ¿Cómo será el formato?
admin
Tranquilidad para Argentina tras los testeos al plantel
admin
La tercera fecha será clave en el grupo 6 de la Copa Liga Profesional
admin